Gente y Sociedad

Ventajas de las redes sociales para las marcas de lujo

Las redes sociales otorgan a las marcas de lujo un nuevo medio de comunicación alternativo a los medios de publicidad más tradicionales hasta ahora, y les permiten no sólo continuar con el desarrollo de su posicionamiento como marcas prestigiosas, sino también fortalecer la relación e interacción con sus consumidores de una manera más eficaz y creíble.

Algunos analistas argumentan que dado que las marcas de lujo pertenecen al ámbito más exclusivo, no pueden promocionarse de forma común a través de medios de amplio alcance, tal y como son las redes sociales. Muchas de estas marcas de lujo han tardado mucho en adoptar estrategias en estos medios, probablemente por el temor a que esa sensación exclusividad se viera dañada. Sin embargo, cada vez más están incrementando supresencia en las redes. Es lo que se ha dado a conocer como la “era de la digitalización de la exclusividad del lujo”, en donde están cambiando las reglas del juego sobre cómo operar en el sector.

Las redes sociales posibilitan el desarrollo de contenidos sin que estos deban ser ser desarrollados necesariamente por las marcas. Por tanto pueden pedir directamente a los usuarios no sólo que los generen, sino también los compartan, y es una de las formas que tienen estas marcas de lujo para promocionarse de una manera creíble y eficaz.

Creible porque los contenidos que son aportados por los propios consumidores le confieren un carácter auténtico y veraz. Eficaz porque, además, los contenidos suelen hacerse virales con gran rapidez, alcanzando en muy poco tiempo altos niveles de cobertura, y llegan a influir en gran medida en el proceso de decisión de compra de nuevos potenciales clientes. De esta forma, los consumidores finales llegan a convertirse en agentes activos para el desarrollo de la imagen de marca, contribuyendo en gran medida a la consolidación de su posicionamiento de prestigio.

Estando cinco de cada seis nuevos internautas conectados con las marcas por medio de de las redes sociales, es por medio de éstas mismas redes que buscan y evalúan lo que se viene a nivel tendencias. Su entusiasmo por las redes ha provocado una exitosa integración en el mundo de la moda de lujo. Es por esto que muchas marcas de este sector continúan potenciando sus redes sociales con la simple intención de que se fortalezca el vínculo emocional con sus seguidores.

Social media icons Luxalia

Últimamente hemos podido comprobar cómo algunas marcas han venido apostando fuertemente por redes como “Snapchat” y plataformas de “life streaming”, apostando mucho mas por ellas que por redes más tradicionales como Facebook o Twitter.

Por primera vez en la historia una marca de moda de lujo ha fotografiado y publicado su campaña publicitaria en vivo a través de la red de Snapchat. Otra marca italiana inundó sus redes con selfies que las propias modelos se tomaban mientras realizaban los desfiles. Son todas acciones innovadoras para acercar la marca a sus seguidores, ya que las mismas modelos a su vez comentan y viralizan esos mismos contenidos compartiendolos desde sus perfiles en las redes.

Live streams Snapchat Luxalia

Desde que la experiencia del cliente es tomada cada vez en mayor consideración por parte de las marcas de lujo, cada punto de contacto se ransforma en un medio de comunicación. Las redes sociales juegan un papel primordial en el viaje del consumidor, acompañándole desde la mera inspiración hasta el mismo momento de la compra.

Entender bien tanto el comportamiento del consumidor en la nueva era digital, como las nuevas estrategias que surgen en la industria, es fundamental para que las marcas de lujo puedan llevar a cabo un modelo de negocio competitivo.

April 11, 2016 / by / in ,
El yate más caro del mundo

Se trata de un diseño de Stuart Hughes, quien es un reconocido inventor de diversos aparatos de lujo, y que en esta ocasión nos presenta el yate más caro del mundo, una auténtica maravilla flotante. Está construido sobre oro macizo, lo que hace que su precio se eleve a más de cinco mil millones de dólares (alrededor de unos tres mil millones de euros), precio que no está al alcance de casi nadie, o tan solo de unos muy pocos privilegiados.

Para conseguir esta auténtica maravilla, su constructor tardó tres años en poder darle vida, y es que para ello tuvo que emplear más de 100.000 kilos de oro macizo y plata, para lo que además del trabajo que conlleva la fabricación del yate, hay que contar con el elevado presupuesto que hace trabajar con estos materiales, y de ahí su precio final.

A pesar de lo lujoso y ostentoso que resulta, bien es cierto que no es demasiado grande, ya que cuenta con tan solo 30 metros de eslora, y más sabiendo que se conocen otros yates que cuentan con más de 100 metros de eslora, por lo que al lado de este resulta algo pequeño.

Una de las cosas más curiosas de este yate, es que se puede observar como en una de las paredes de un camarote se encuentra una pared que está completamente realizada con huesos de Tiranosaurio Rex y rocas de meteoritos, lo que a la par que asombroso resulta extraño, pero es que Stuart Hughes suele utilizar en sus creaciones restos de dinosaurios, aunque cierto es, que esto aumenta el valor, ya que no se encuentran en cualquier lugar restos de dinosaurios.

Se comenta que el dueño del yate es Robert Kuok, un magnate de Malasia, quien es el hombre más rico de dicho país, y que tiene la suerte de poder disfrutar de este portento para poder navegar por las aguas de todo el mundo, con la alegría de saber que dispone del yate más caro del mundo.

April 10, 2016 / by / in ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies